ÁLEX, NO FIRMA UN CONTRATO, FIRMA SER CADISTA

La felicidad, es una serie de circunstancias que determinan el comportamiento de la persona. Un cúmulo de acontecimientos que dictan las prioridades del individuo. Por eso para cada uno, el sentimiento se manifiesta ante distintos estímulos.

Y eso es lo que ha encontrado hoy Álex Fernández. Su rúbrica no solo plasmaba su nuevo contrato labora.l Su firma traspasaba las fronteras de lo estrictamente deportivo y abría la barrera de la expedición de su documento de limpieza de sangre, para ratificar su conversión al cadismo.

Madrid, Barcelona, Croacia, Inglaterra o Elche, no han podido acurrucar al niño de los cabellos de fuego, no han podido otorgarle un santuario de paz y calma, donde el guerrero pueda albergar sosiego a cada batalla libradaa.

Sólo las más bellas puestas de sol que se tornan en rojo cobre, cuando la luna se impacienta, solo el rugido enfurecido de la gente más humilde que peregrina a Carranza, solo la nobleza de cada alma que se desgañita por sus colores, solo la ilusión que esconde cada sonrisa nerviosa, solo el optimismo que envuelve los sinsabores más amargos o solo  la simpleza de los actos que salen desde el mismo corazón, han conseguido trasmitirle esa sensación de hogar, de arraigo y de futuro. Donde junto a su pareja poder dar vida a un gaditano más que logrará enriquecerle como persona y como profesional. Porque Álex ha encontrado la felicidad en Cádiz y en el Cádiz CF.

Hoy nuestro “duende colorao” no ha firmado solo un contrato, ha firmado ser cadista y poder hacer historia junto a todos nosotros.

 

También te podría gustar...

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies