Por Jorge González

ÁLVARO GARCÍA, UNA DESPEDIDA CON CAJAS DESTEMPLADAS

Se aproxima el final del capítulo de la venta de Älvaro García. La salida del extremo utrerano parece inminente. Salvo nuevo giro de los acontecimientos, el Rayo Vallecano, albergará su nuevo destino.

¿Pero tendrá la salida de Alvarito sonido de cajas destempladas?

El sonido de los tambores destemplados, es el sonido con el que se despide a aquel soldado que ha cometido algún tipo de delito que va en contra de los intereses de la tropa,  por tanto, el efecto del instrumento desafinado es el último soniquete que se escucha en su memoria.

El comportamiento del jugador, no ha sido el más idóneo según entiende la afición.  La falta de actitud y  de compromiso con la entidad, ha quedado de manifiesto durante la pretemporada, aunque se haya querido vender lo contrario desde la empresa que representa los intereses del futbolista, Una actitud antagónica,  ha sido la empleada por el también codiciado Salvi Sánchez. Quién ha mostrado respeto y dedicación en todo momento. Siendo un auténtico profesional, ejerciendo un comportamiento ejemplar hacia club y respetable.

Pero habrá quién equilibre bien la balanza. Ajustando en lo positivo todo el rendimiento que ha ofrecido el futbolista. Haciendo partícipe a toda una ciudad de verdaderas tardes de gloria e incluso de alcanzar los sueños más anhelados.

De una u otra forma, Älvaro García pasará a formar parte de las páginas de la historia amarilla y sólo podemos desearle la mayor de las fortunas en sus nuevas ambiciones, siempre y cuando no interfieran en los intereses de nuestro Cádiz CF.

 

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies