CADISTA EN EL EXILIO: CRÓNICA DE UNA INVASIÓN

Pasando las columnas de Hércules del Estrecho, se encuentra un gaditano como león enjaulado. Los barrotes son la distancia y el recuerdo. Pero espera impaciente a volver para ver a su equipo. Agazapado y paciente, sabe que volverá a Carranza. Es ‘LE GRAND VICENT’ y nos manda su crónica de lo vivido en Sevilla.

Si hay algo que destaca del cadismo es su afición. Como dicen los cánticos en primera o segunda b allí siempre estaré.
Esto no es cosa de un año o de dos, la afición siempre está ahí, siempre al lado del equipo. Nada de un año malo, más bien muchos años malos en el boquete de la segunda b y allí hemos estado siempre. Otras aficiones no han abandonado a su equipo en malos momentos, pero lo de esta afición se sale de madre.
El sábado a Sevilla, en territorio hostil sabiendo los últimos antecedentes de lo que pasó allí. Animando sin parar pa variar. Un equipo que en sus últimos pasos se está deshinchado por la presión, cansancio o lo que sea. Pero bueno, ahí están los Cadistas en la grada, ya sea en Sevilla , Zaragoza o Móstoles. Repartidos por toda la geografía y siguiendo al Cádiz de sus amores, ese Cádiz que no ha ganado nunca una copa del rey y menos una champions,. Pero el cadismo no se mide por título ni por división. El cadismo es algo más que jugar en primera o jugar una final, pa final y copa tenemos ya la del Carranza. El cadismo es un previo en los aledaños del Carranza, una alegría en la grada y sobretodo sentir la alegría y el orgullo que no sigues a un equipo por lo que gana, lo sigues por sus colores y por el orgullo de ser Cadista hasta la médula.
Por eso viva mi Cádiz, vivan los Cadista y vivan sus cojones!!

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies