CARRANZA, NO ES UN SALÓN DE CELEBRACIONES

Este domingo, el conjunto gaditano afronta una verdadera prueba de fuego. Un partido trascendental tendrá lugar en Carranza, para calibrar los verdaderos objetivos de la temporada.

El líder, Osasuna, visitará el feudo amarillo para tratar de certificar cuanto antes el ascenso directo a primera división en detrimento de dificultar la posible clasificación para disputar puestos de playoff a los de Cervera.

En estas circunstancias, es imposible no rememorar aquella gesta inolviidable donde un Cádiz repleto de canteranos se impuso por 4-0 al todopoderoso Barcelona de Johan Cruyff. El Dream Team, creía que venía a pasearse al Templo de Hércules y sus leones ante un equipo casi desahuciado para poner la guinda final a una descomunal temporada, tratando de conseguir proclamarse campeón de liga en Cádiz. Pero no contaban con ese letal mazazo de los pupilos de Ramón Blanco . Tras la victoria, los amarillos amarraron la salvación y el Barca, tuvo que aguardar una semana más, para poder cantar el alirón.

Fruto de la casualidad o no, esperemos que los rojillos tengan que posponer su fiesta de ascenso para el próximo choque en El Sadar ante su afición y que los gaditanos consigan sumar tres puntos valiosos para poder continuar estando en la lucha por los puestos de privilegios.

También te podría gustar...

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies