CERVERA Y LA TÁCTICA DE A VERLAS VENIR

Por Fran Orleans

A estas alturas nadie va a descubrir al técnico amarillo. Una persona fiel a su filosofía y con las ideas muy claras. Ya sabemos que el estilo del conjunto gaditano es el que es, y que mientras  Cervera siga comandando la nave, este estilo de juego se convertirá en axioma universal.

Nadie pone en duda ni discute un modelo que hasta el momento ha funcionado para la consecución de los objetivos marcados. Sin que sirva de  agravio comparativo el Atlético de Madrid del Cholo Simeone sigue jugando al mismo estilo desde 2013 cosechando una buena etapa para el club del Manzanares.

Un estilo marca la identidad de un equipo y si los jugadores de la plantilla creen al 100% en él, añadirá un plus extra de motivación que potenciará la figura de esta filosofía de juego. Una filosofía que a medida que avanza la temporada será una carta boca arriba para los competidores, algo completamente normal dentro de los cánones futbolísticos. No es lo mismo competir durante el primer tramo de campeonato con equipos a medio hacer que intentan agradar y manejar la situación que en el tramo final, donde los equipos ya están hechos y rodados, en búsqueda de conseguir su objetivo. Es ahí, en esas situaciones enquistadas, cuando la estrategia del general debe de aparecer y debe de intentar plantar alternativas para dar el giro de tuercas.

Pero claro, estamos viendo en los últimos partidos que estas decisiones se están tomando en torno a los últimos quince minutos de cualquier encuentro. tiempo que puede parecer insuficiente cuando la suerte o la heroica no acompaña. No se debe esperar a ir por debajo en el marcador, para buscar la reacción del equipo. Una primera mitad debe bastar para conocer las limitaciones que se manifiestan durante el encuentro y sacar todas las lecturas posibles para poder dar otro aire en la segunda parte. Si las bandas fallan, quizás se pueda sorprender por el centro. Si los rematadores no conectan, quizás haya que sacar a un experto a balón parado. Si no se llega ni al área, quizás se pueda buscar el golpeo a media distancia. En fin, variantes que con el objetivo cumplido, en caso de morir, te hagan hacerlo con las botas puestas y aparte al fin y al cabo es mandar un mensaje a los rivales, advirtiéndolos de que existen alternativas para poder  alterar el resultado.

La situación es delicada y el miedo de no alcanzar los ansiados playoffs se hacen cada vez más palpables. Unas eliminatorias que romperían con todo lo que tiene que ver con la temporada y sería como la tábula rasa de los equipos clasificados. Todo empezaría desde cero.

Pero mientras tanto Cervera sigue con su táctica de a verlas venir.

 

También te podría gustar...

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies