CIFUENTES SOLO TARDÓ MEDIA HORA EN MOSTRAR SU FIDELIDAD

Alberto Cifuentes atraviesa su mejor momento desde que aterrizara en Cádiz procedente de la fría Polonia. En el sur de España ha encontrado el calor necesario para derrochar sus virtudes. Las de un guardameta modesto, sin ni siquiera representante, que se ha convertido en un líder dentro y fuera del verde del Carranza. Cuando el manchego alza la voz la plantilla calla y escucha, están ante un hombre sabio y veterano que, a pesar de sus casi 38 años, parece estar bañado por la fuente de la eterna juventud.

Fuente: El Desmarque · Edición Cádiz

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies