CRÓNICA DE UNA EVIDENCIA

Llevamos unas cuantas jornadas que no podemos decir que el Cádiz C.F., juega bien. El partido de ayer fue un retrato perfecto de este equipo desde que volvió de las vacaciones de Navidad. El año lo terminó un equipo fresco, enchufado. Un rodillo que pasaba por encima de los rivales. Con Alfredo Ortuño a un nivel nunca visto. Con Álvaro García Rivera, a lo suyo. Con un Aitor García Flores,metiendo goles desde su casa. Un Jon Ander Garrido, inmenso en la contención. Y en general, un equipo engrasado a la perfección. La inercia siguió al volver de las vacaciones navideñas, pero ya no se veía la misma chispa.

Aún, el cadismo sigue pendiente de cuando va a empezar a desfondarse en la clasificación. Pero seguimos viendo al Cádiz en puestos de privilegio. Incluso, más cerca aún de los puestos de ascenso directo, a siete puntos.

Hay quienes dicen que esta segunda división es la más competida en muchos años. Otros, dicen que es la más mediocre. Sea como sea, seguimos ahí y las hojas del calendario siguen cayendo.

Como dice el míster, “hay que hacer bueno el punto la semana que viene.” Para ello, hay que dar ese paso adelante, Álvaro. La semana que viene hay que salir a ganar. No hay otra receta cuando al equipo le falta la chispa de mediados de temporada.

Aún, #Seguimoscreyendo

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies