CRÓNICA TENERIFE-CÁDIZ 1-1 EMPATE PARA COMPLETAR UN AÑO REDONDO

El equipo gaditano se plantaba ante el último partido del año, con la sombra de la lesión de José Mari. Un conjunto en racha se medía ante un Tenerife infranqueable en su campo, nadie había conseguido ganar hasta el momento y así se mantuvo.

El guión era previsible y los blanquiazules ponían el juego y los amarillos el oficio. Muy bien posicionados los de Cervera que salvo por banda izquierda con un Brian poco contundente y timorato, no pasaba muchos apuros.

La estrategia brindó la inauguración del marcador en favor de los visitantes, Garrido enganchó un tremendo remate desde la frontal del área, aprovechando un rechace de la zaga, tras colgar el esférico Kecojevic al punto de penalti en segunda jugada, de una falta sacada por Álex.  El meta tinerfeño se veía completamente superado y descolocado.

Los locales tuvieron su réplica, para conseguir el empate, pero un mal control de Victor Casadesús  lo echo todo a perder, cuando se plantaba solo dentro del área cadista.

En un contragolpe de vértigo, Salvi pudo poner el segundo en el casillero, pero su disparo se fue por el lateral de la red.

La primera mitad  se despedía con pitos de la hinchada chicharrera y con un remate de Álvaro que casi sorprende a Carlos. Abad.

La segunda parte arrancaba con el cambio de Carpio por Servando. El Tenerife ponía más calidad sobre el cesped para lograr la igualada, Villar y Malbasic entraban en escena.

Un jugadón de Alvarito que robó, corrió, regateó y chutó casi pone al borde del infarto al Heliodoro Rodríguez López. Lástima que no vio a su compañero Barral entrando solo a rematar.

Jon Ander Garrido se encargaba de repeler todo y de estar en todas, era el “Eye of the Tiger”. del partido.

Los de la tacita no materializaban las contras y no sentenciaban el encuentro, Moha, Salvi y Álvaro fallaban en sus intentos de batir meta contraria.

Como era de esperar, se cumplió una de las máximas del fútbol, el que perdona, lo acaba pagando y tanto fue así que el excadista Juan Villar remató de testa a bocajarro una prolongación dentro del área, consiguiendo el empate para los suyos.

El Tenerife se lo creyó y una gran intervención de Cifuentes con el pie, evitó la remontada de los locales.

Reparto de puntos que afianzan a los de Cervera en la zona alta y sirve para una subida de moral de los de Martí.

 

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies