CUANDO MÁS TE NECESITÁBAMOS, SANLUQUEÑO

Salvi es un jugador mayúsculo. De los que además tienen carácter y te solucionan un partido. Con una pincelada de genio, como buen sanluqueño. O con un desborde pegado a la cal. O con un gol…

No comenzó bien la temporada. La aclimatación a una división más exigente, las lesiones o el empuje de Nico Hidalgo, hicieron que Salvi no tuviera el protagonismo que se le auguraba tras el ascenso. Pero hace unos partidos, ya se le veía venir. La confianza y el ritmo de partidos están consiguiendo que vuelva por sus fueros.

Y estamos viendo al sanluqueño, como en sus mejores partidos. Como lo esperábamos en el retorno a la categoría de plata. Un jugador decisivo, explosivo. Un jugador que le planta cara al defensa, con desborde y ese descaro que sólo crece en tierras sanluqueñas. Cargado de arte y frescura para irse de los rivales, cuantas veces lo encare. El pasado sábado se le veía feliz y confiado. Marcando la diferencia y marcando goles.

Y ha aparecido ahora, cuando más lo necesitamos. Quien sabe, si volverá a escribir historia en mayúsculas, en el Cádiz C.F.

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies