DON ÁLVARO GARCÍA RIVERA, PATRÓN DE SANTO DOMINGO

Foto: Marca

 

Por Jorge González.

Cinco millones de euros y una sensación de desgarro. Ese sentimiento de que nos arrancan a uno de los nuestros para llevárselo a otro lado. A vivir en otro lugar. A vestir otra camiseta que no es la amarilla.

Asi nos quedamos los cadistas cuando nuestro ‘Alvarito’ se nos fue. Con la sensación de que podríamos haber ascendido con él. Clavando puñales en la banda izquierda de Carranza. Iniciando esas kilométricas cabalgadas que suponían el terror del rival. Pero se nos escapó. Quizás ese ‘Play Off’ contra el Tenerife nunca debió perderse. Quién sabe dónde y qué estaríamos haciendo ahora….

Ayer te acercaste a Santo Domingo. No perdiste la ocasión de visitar a tus compañeros y de vivir como un cadista más esa remontada angustiosa en ese fortín donde hasta el día de ayer, tan solo se habían marcado cuatro goles.

Cuentan que te levantaste como un resorte cuando Marcos Mauro marcó el empate. También cuentan que con el gol de la remontada te vieron abrazarte con otros cadistas. Pedir la hora al árbitro como el resto de la parroquia amarilla, y levantar los brazos al cielo cuando el colegiado pitó el final.

Y eso es lo que nos emociona, Don Álvaro. Se nos fue el profesional, pero nunca se nos fue el cadista….

También te podría gustar...

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies