“EEEHHH CABRÓN” NO ES OFENSIVO ES UN GRITO DE FRUSTRACIÓN

El comité de competición de la RFEF y la comisión Antiviolencia deben evitar cogérsela con papel de fumar. Los señores colegiados que visitan el feudo amarillo, salvo la excepción que confirma la regla como es el caso de Ocón Arráiz, conocen la idiosincrasia cadista. Algunos cánticos forman parte del acervo comunitario de Carranza y ya constituyen una forma de actuar sistemática.

Son formas de expresión implantadas desde tiempos inmemoriales que toda generación conoce al dedillo. El cántico no muestra ni manifiesta un comportamiento  violento u ofensivo hacia una persona en particular, sino que generaliza las intervenciones de todo arquero rival que trata de hacer su trabajo y evitar que el equipo de casa logre anotar un gol. Cualquier saque de puerta simboliza una jugada frustrada de conseguir perforar la red visitante, de ahí que se entone el “EEEHHH CABRÓN”.

Como decía José Guerrero “El Yuyu”  Dar la  cabrondad es una forma de estar en paz consigo mismo, una forma de liberar estrés y una buena terapia de aliviar tensiones.

Una vez más, las cosas se van de madre y el extremismo quiere imperar contra toda causa, las acepciones de la palabra cabrón son muy amplias y no siempre debe de considerarse como malsonante.

 

También te podría gustar...

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies