miércoles , 28 octubre 2020

EL AÑO EN EL QUE NOS LO TENEMOS QUE CREER

Foto: cadizcf.com

Ser líder para el cadismo siempre fue una loza. Un muro en el que nunca nos encontramos cómodos en nuestra historia y en el que siempre nos sentíamos más tranquilos llegando de tapados sin hacer ruido. La historia de una afición ambiciosa e irreverente que aprendió a base de sinsabores y decepciones.

Sin lanzar las campanas al vuelo seguimos aspirando alcanzar la tierra prometida. El espacio que reservamos para nuestros sueños y que reclamamos como nuestro. Esta década es la señalada por el cadismo para rememorar antiguos laureles. Para repetir e incluso sobrepasar aquel decimosegundo puesto como mejor clasificación histórica.

Pero antes nos queda nuestro particular calvario. La subida que tan cuesta arriba se nos ha dado en los últimos años. Esa inmisericorde segunda vuelta que nos ha apeado de jugar para cotas más altas.

El presidente está preparado. El cuerpo técnico, con Cervera y los jugadores prestos para grabar en letras de oro nuestra historia. Desde Navarrete a Juanito Marchante engrasando esa sala de máquinas para la tormenta que se avecina.

Abróchense los cinturones porque los próximos meses van a ser de vértigo. Una categoría soñada que algunos creen acariciar con la yema de los dedos pero no es así. Todo eso llegará después de un largo invierno y una alterante primavera. De momento sólo tenemos un próximo destino y es Ponferrada. La próxima parada para dar otro paso. El destino para volver a creer.

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies