lunes , 30 noviembre 2020

EL CADIZ CON DOS COJONES COMO UNA CATEDRAL

Victoria histórica en San Mamés y ¡qué victoria!  La pérdida capilar de la afición fue un mal menor para disfrutar de una gesta que pocas veces se dan en el mundo del fútbol.

La capacodad de  sacrificio de esta plantilla ha quedado de manifiesto y la manera de sufrir una seña de identidad.  Cuanto más feas se pongan las cosas,  la garra y la lucha siempre salen a flote.

Este va a ser el pan de cada día, dónde lo fácil será perjudicar al equipo pequeño pero que tendremos que contrarrestar con trabajo, trabajo y más trabajo. Se suele decir que la gente con poca fe a cualquier santo le reza. Pero aquí de fe vamos sobrados y nuestras plegarias giran en torno al gafas.

Conan, Fali, Cala y así uno por uno han sabido demostrar que para dar por muerto a este equipo hay que currárselo en demasía. Resultando agotador y frustrante para cualquier rival. Hoy, el Athletic ha vivido en sus carnes lo que viene siendo un torbellino de ilusión que por momentos vuelve impenetrable sus  aspiraciones y convicciones.

Sigamos la estela marcada, la de nunca bajar los brazos y  peleemos contra todo lo que se ponga por delante. Puesto que esa será la única forma de hacer ruido y de que nos tomen en serio.

El camino solo acaba de empezar y este lo recorreremos entre todos

 

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies