EL CÁDIZ SE CONSOLIDA EN LA FASE DE ASCENSO

El Cádiz se impuso por 1-0 a un débil Rayo Vallecano, un triunfo que le consolida en los puestos de la fase de ascenso a Primera, tras un encuentro en el que los cadistas fueron mucho mejores que su rival, un equipo madrileño al que hunde aún más en la zona baja y que demostró su debilidad y carencias en ataque.

El conjunto rayista, ahora penúltimo de LaLiga 1/2/3 empatado a 29 puntos con el colista y el antepenúltimo, encadenó su quinto partido sin ganar con un preocupante saldo de cuatro derrotas y una igualada, todo lo contrario que el Cádiz, que se reencontró con el triunfo en el Ramón de Carranza y se coloca de forma provisional tercero, a la espera de lo que haga el Tenerife en Getafe.

En la primera parte, el equipo amarillo se mostró muy superior al Rayo, que apenas pisó el área local. La presión de los gaditanos y un juego incisivo les hizo disponer de las mejores ocasiones, aunque la primera fue para los vallecanos en el primer minuto, cuando el alemán Ebert no pudo conectar bien un buen servicio de Moreno en el único acercamiento rayista.

Fue un espejismo, pues poco después Alfredo Ortuño pudo adelantar al Cádiz, pero su remate lo salvó el defensa Nacho en la misma línea de gol.

Mediado este primer periodo, una falta de entendimiento en una cesión de Nacho a Paulo Gazzaniga por poco le cuesta un gol al conjunto entrenado por Miguel Ángel Sánchez ‘Míchel’, si bien el portero argentino estuvo atento para sacar el balón, otra vez, en la línea de meta.

En el cuarto de hora final de este periodo, el Cádiz acentuó su juego rápido por las bandas, generó mayores problemas a la defensa visitante y encontró la recompensa a diez minutos del descanso tras un pase de Ortuño a Álvaro García, que, tras regatear al portero, marcó el 1-0.

En pleno aluvión de juego de los cadistas, Álvaro, de nuevo, pudo ampliar la renta en una incursión por la izquierda, pero su disparo se estrelló en un poste a tres minutos para el intermedio. En la reanudación, el Cádiz controló con seriedad y solvencia el dominio inoperante del Rayo, que sacó más delanteros al campo, aunque no por ello tuvo mayor profundidad.

La entrada de Miku y del angoleño Manucho no ofreció soluciones en ataque al conjunto de Míchel, que sigue sin conocer el triunfo desde su llegada al banquillo rayista.

El Cádiz dispuso de alguna ocasión como en un cabezazo de Ortuño, a 51 minutos, que se marchó fuera tras un servicio de Álvaro, en lo que fue la jugada más peligrosa del Cádiz en este periodo, mientras que los vallecanos lo intentaron sin éxito, como en un remate fuera de Dorado a la salida de un córner recién rebasada la hora de juego.

También buscó el empate con disparos desviados desde lejos, al no poder superar a la buena defensa del Cádiz, y a seis minutos del final en un centro de Miku que el portero local Cifuentes despejó con rapidez ante la llegada al remate de Manucho, con lo que se fue de vacío de Cádiz.

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies