martes , 27 octubre 2020

EL DESASTRE DE PLANIFICACIÓN Y EL DISPENDIO DEPORTIVO DE ÓSCAR ARIAS

No sabemos lo que ha estado haciendo nuestro querido director deportivo, Óscar Arias, durante los tres meses de confinamiento. Pasaron semanas y semanas en este país, con la gente enchufada a un móvil, tablet u ordenador, con tiempo de aprender a tocar el piano, ser aprendiz de ´youtuber´ o de comenzar a sacarte el curso que siempre habías querido hacer, pero nunca habías tenido tiempo de realizarlo.

A día de hoy, lo único que sabemos es que durante ese periodo, o más adelante, cuando ya el equipo se jugaba el cobre para ascender a Primera, nuestro querido director habló y convenció a Negredo. Plas, plas,… Perfecto. Bravo, Óscar. Un jugador más a la nómina de 40 futbolistas que teníamos. Esos cuatro meses, el cual, todo el posible trabajo que ha dado fruto, ha sido la contratación de un jugador que ha rescindido su contrato con el Al-Nasr.

De los Matos, Carmona, Christian Martínez, Brian Oliván (que el Girona no tiene cláusula de compra obligatoria ninguna), Querol, y compañía, gente que no van a tener sitio en el Cádiz, de momento, no sabemos nada. A ello hay que añadir los fichajes de David Mayoral, Gaspar Panadero y Dani Sotres, jugadores que también se sabe que no van a tener sitio en Primera. Incluso se habla de tener tres porteros en nómina. Cifu, David Gil y Dani Sotres se van a disputar un sólo puesto. Situación inaudita en todos los clubes del mundo mundial, que a lo sumo tienen dos arqueros y cuentan como tercer portero al primero de su filial.

Otra de traca de nuestro queridísimo, Arias, ha sido el ´acuerdo´ con Sergio Sánchez. Nuestro querido director deportivo se cree que es Monchi, pero no lo es. La cláusulita en el contrato del jugador catalán nos ha supuesto el dispendio de 300 mil euros por la rescisión, o mejor dicho, indemnización del defensa.

La sangría llega por la parte de los fichajes que nos hemos tenido que comer. Más de nueve millones de euros en Choco Lozano, Álvaro Giménez, Malbasic, Alejo y Pombo. Jugadores que ya se saben que están colocados en el mercado, y que no han destacado de manera fulgurante como para poder recuperar la inversión. El Cádiz comienza hipotecado un año ya difícil de por sí, y no sólo necesita desalojar fichas para cuadrar el tope salarial. Necesita vender de manera urgente, y de esta terna de ´los chicos de oro´, poco o nada se va a traducir en monetización. Tan sólo el ´Choco Lozano´ fue un jugador con el que Cervera contó de manera asidua. El resto, quedaron relegados a un segundo plano.

Seguimos con la vorágine que nos ha montado nuestro sucedáneo de Monchi. Nano Mesa para el saco. Aquí todo el mundo dispara con la pólvora del rey. Es decir, con dinero que no es suyo. Es decir, con dinero del Cádiz Club de Fútbol. Otro más para la lista de los cuarenta.

Pero aún hay más. El fichaje estrella de la pasada temporada, Jurado, pasa a cobrar en Primera la nada despreciable cifra de un millón de euros. ¡Toma ya! Un jugador con el que Cervera no contaba en Segunda y menos en Primera, fue seducido por el suave tino y por la rigurosa y escrupulosa labor de gestión de nuestro querido Óscar. Álvaro Cervera no lo quiere ni ver.

Podemos seguir con Perea, que va a cobrar un millón de euros con la renovación del pasado mes de febrero. Garrido, 800 mil euros, Akapo 700 mil,….

Llevarnos a Primera, pero sin llevarnos a la ruina era el plan que se debía haber llevado a cabo. De nada vale, un club atado ahora mismo de pies y manos, porque muy pocos quieren salir. con el tope salarial desbordado y sin poder acometer fichajes que puedan garantizar la supervivencia del equipo en Primera, por la ineptitud, el dispendio y las ínfulas de gestor de EA SPORTS FIFA, o para los más talluditos, gestor de PCFÚTBOL. El Cádiz emprendió a partir del mes de enero una huida hacia adelante sin motivos, ni razones. El no ascender no iba a suponer ningún trauma para la entidad. Ni tenía que significar el fin del mundo para una afición ya acostumbrada a cosas peores. Ahora se encuentra en una ratonera de la que hay difícil escapatoria, y al más que probable fracaso deportivo en Primera, todo esto nos puede conllevar a un más que posible fracaso y ruina económica.

Monchi solo hay uno y está en el Sevilla Fútbol Club…

2 comments

  1. y falta decir que durante dos ventanas no podremos fichar a nadie por sanción de la uefa, con lo que tengamos cuando acabe el verano, será con lo que tengamos que apañarnos durante un año.

  2. A este lo echaron del Sevilla por inútil, cuando se fue Monchi. Ademas no os dais cuenta que Vizcaino se esta trayendo a todos sus amigos del Sevilla cuando estaba en la directiva. Jurado, Negredo, Oscar Arias, el niño de Del Nido, ahora Dario Silva “el pizzero”…en fin. La gente por un ascenso no mira nada más.

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies