EL DÍA EN EL QUE ‘LOS PIXA’ DE ERMUA JURARON BANDERA

 

El cadismo no tiene lugar, ni fronteras. El Cádiz no reconoce distinción entre razas, géneros, religiónes, ni clases sociales.

El Cádiz es una flecha que una vez clavada es imposible de quitar. En Ermua, gaditanos y vascos quisieron fidelizar su amor por unos colores. Fue en el umbral del ascenso a Segunda, hace un par de años.

El Cádiz es su patria, el cadismo su religión. Carranza, su único templo.

También te podría gustar...

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies