EL MARISCAL DE CAMPO DE LA BAHÍA

Olvidaos los menores de 30 años. Carmelo no era un tarugo, ni leñero. Que no os confunda su bigote y su alopecia prominente. Está claro que no es la imagen que ahora se lleva, pero el central portuense era un señor central de los pies a la cabeza. Sus salidas de balón controlado desde la defensa eran memorables. Su elegancia sacando ese balón jugado, arrancaban el aplauso del Estadio Ramón de Carranza. Y eso, era muy difícil en tiempos en los que se pitaba hasta a “Mágico”. Estandarte y tambor del Cádiz C.F. en la batalla.

Que más quisiera Beckenbauer. Brazalete, capitán y amarillo. Hace muy poco cumplió 58 años don Carmelo Navarro, y eso son palabras mayores.

¡Larga vida a uno de nuestros eternos capitanes!

 

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies