EL MIEDO ESCÉNICO

Varios futbolistas, terminaron la temporada pasada, con las miras  puestas en poder tener más protagonismo y oportunidades en el equipo, debido a sus buenas actuaciones cuando les tocaba saltar al campo y al reclamo de la afición.

Durante este comienzo de liga, vemos que jugadores de la  talla de  Aitor, Nico Hidalgo o Servando,  están disfrutando de minutos, de titularidad y de confianza. Pero esta vez parece que el rendimiento es proporcionalmente inverso a los minutos jugados, es decir la pasada temporada dieron un mayor rendimiento con menos minutos y en la vigente parece que su rendimiento se diluye a cada partido que gozan de la titularidad.

La presión y la ambición pueden jugar malas pasadas y el exceso de ganas y motivación a veces,  resultan traicioneros. Tienen cualidades, sacrificio y calidad de sobra para triunfar y ofrecer el rendimiento esperado, a falta de cuajar una buena actuación de cara al plebiscito amarillo.

La paciencia es la mejor de las virtudes y acompañada de trabajo, hacen la mezcla perfecta para poder recoger los frutos del éxito.

La lucha no se negocia chavales y Carranza lo sabe, os aplaudimos y os animamos, que los resultados llegarán.

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies