Foto: Laliga

EL NIÑO QUE SE CAYÓ EN LA MARMITA DE CHICHARRONES

Foto: Laliga

 

Por Jorge González.

De Chiclana pura. Del colegio La Salle-San José que ha educado a generaciones y generaciones de chiclaneros. Hijo de Javi, del que se recuerda como un jugadorazo del Chiclana y una fisionomía y un juego bastante parecido. De la cantera del Escuela de fútbol A.P.A Sancti Petri, fue captado por el Cádiz en el primer año de cadete. De ahí, a una meteórica carrera en el filial con convocatorias de la selección andaluza incluida.

Pero si algo destaca de Manu es ese hambre que tiene por ganar y jugar al fútbol. Hay jugadores que siempre mantienen la mentalidad de canterano y el delantero cadista siempre la tendrá. Por sus características y por su ambición constante por triunfar. Porque tiene una vida ordenada, casi espartana, de la que sus padres y su novia son encargados de mantenerla. Fuera de toda ínfula, cantos de sirena y cuentos de la lechera de buitres que le sobrevuelan, más si cabe, en estos momentos por los que el canterano está sorprendiendo a propios y extraños a base de golazos, jugadas y victorias.

Carranza está rendido a este niño que debió caer de pequeño en una marmita de chicharrones, y que por eso, ya no puede parar. Es incombustible a la manera que el respetable cadista le gusta. Una presión en el minuto 89 y con dos a cero favorable en el marcador contra el Reus, levantó al respetable. Incombustible carrera hacia unos defensas que no sabían dónde pasar la pelota, con la afición jaleando la acción como si de un gol se tratase y con el orgullo de ver a uno de los nuestros luchando así.

Porque Manu es uno de los nuestros. Humilde, trabajador y cadista. De los que le duele el escudo. Ahora, según El Desmarque, el Cádiz va a renovar al jugador y a darle una ficha acorde a su rendimiento. Cordero ya lo blindó en julio con una cláusula de ocho millones, pero el Cádiz quiere que el futbolista se sienta a gusto y tranquilo.

Si le respetan las lesiones y su cabeza no se tuerce, vamos a poder disfrutar de ´uno de los nuestros´ mucho tiempo.

No pares nunca, chiclanero.

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies