EN CÁDIZ SE VIVE MUY BIEN PERO, SEÑORES, FACILITAD LA SALIDA POR EL BIEN DEL CLUB

Menudo disparate se está convirtiendo el capítulo de las salidas de futbolistas en este mercado invernal. Grandes nóminas que obstaculizan la extinción de contratos de aquellos que no están por la labor de abandonar la nave amarilla.

Cualquier trabajador está en su pleno derecho de agarrarse a lo pactado bajo rúbrica, faltaría más, pero también es de bien nacido ser agradecido y si el club plantea fórmulas satisfactorias para ambas partes, estas deben de contemplarse para poder seguir dejando margen al crecimiento de la entidad.

Un emolumento económico no debe primar por encima de lo deportivo, ya que cuanto más logros y méritos se alcancen, mayor será la recompensa en forma de negociación de ficha y salario. Que un jugador se agarre como un clavo ardiendo a poder seguir cobrando su retribución mensual aunque no dispute ni un solo minuto solo deja señas de una única cosa, su mediocridad.

Esperemos que en las próximas horas se resuelva este farragoso episodio de bajas y que los nuevos refuerzos de cara a conseguir el objetivo de la permanencia puedan concretarse de manera inminente.

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies