HA LLEGADO LA HORA DE LOS HOMBRES NO DE LOS NOMBRES

Por Fran Orleans

 

Con seis puntos en juego y todo por decidir. El Cádiz afronta el último tramo de temporada con la pseudo-obligación de mantener la posición en la clasificación, que da derecho a  disputar las eliminatorias de ascenso a primera división. Decimos pseudo-obligación, puesto que el equipo ha ocupado puestos de privilegios durante buena parte del campeonato, llegando incluso a ocupar plaza de ascenso directo en algunas jornadas.

La batalla que se avecina, se antoja harta complicada. Dos jornadas de infarto, unificadas, donde todo pasa por la victoria de los amarillos siempre que los inmediatos perseguidores no sufran un traspiés de resultados. Una victoria que se paga cara, puesto que el equipo ha demostrado que cada fin de semana, puede salir con una cara de la moneda distinta al terreno de juego. Una donde imprime todo el carácter del mundo, mediante presión asfixiante, concentración máxima y estrategia bien definida y por el contrario, otra, donde el equipo parece cansado y perdido sobre el césped.

Por si no fuera poco, esta cara positiva de la moneda, pasa por tener al 100% a futbolistas imprescindibles para el esquema del equipo. Garrido, Salvi y Barral (durante las últimas jornadas), pasan a ser de esos futbolistas determinantes que conviene tenerlos en el campo en partidos claves.

Pero conviene recordar  que existe una plantilla, conviene recordar que cuando cada jugador se enfunda la elástica amarilla con Hércules, sus columnas y sus leones en el pecho. Debe de sentir lo que significa este escudo, estos colores y la historia que nos sustenta. Debe de sentir en sus entrañas las gargantas que alimentan Carranza, y deben ser valedores de la máxima indiscutible de que la lucha no se negocia.

Por eso, salte quien salte al terreno de juego el próximo domingo, haya jugado más, haya jugado menos, haya rendido más o haya rendido menos, debe de velar por los intereses no sólo de un club con quien contrae una relación contractual sino por los intereses de una afición y de una ciudad. Si la hazaña no se consigue no será ninguna decepción, mientras que sobre el verde se hayan podido ver a hombres derramando sudor y hasta la ´última gota de sangre en el intento.

Por eso para el ´último tramo de temporada, necesitamos todos los hombres disponibles para alcanzar la gloria.

 

 

También te podría gustar...

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies