lunes , 28 septiembre 2020

HORECA PIDE LA PRIVATIZACIÓN DE SANTA MARÍA DEL MAR Y LA CALETA

Por Jorge González.

Antonio de María no deja de sorprender a los gaditanos con sus declaraciones. A las miles de estrambóticas propuestas ajenas a la legalidad, como la desmesurada ampliación de las terrazas para que los vecinos de Cádiz tengan que pasear por las azoteas y las “medias jornadas” de doce horas para los trabajadores de la hostelería, se une un nuevo ridículo por parte de la federación hostelera gaditana. La nueva propuesta del bueno de Antonio de María, consiste en privatizar parte del aforo de las playas de Santa María del Mar y de La Caleta. Con dos cojones, sin pudor y disponiendo de nuevo de lo público para intereses privados.

En un escenario en el que se deben plantear profundas reformas estructurales en la economía de la ciudad, de la provincia, de la comunidad autónoma y del conjunto del estado, hay algunos que siguen empeñados en seguir sus huidas personales hacia adelante, intentando arrastrar a la sociedad con ellos al abismo más absurdo. Cuando la pandemia ha enseñado las vergüenzas y la fragilidad de un sector como el del turismo, el señor Antonio de María pone como remedio más turismo. Cuando un virus ha puesto encima de la mesa el debate de una profunda intervención en los diferentes sectores industriales como auténticos generadores de riqueza y empleos de calidad, señores como Antonio de María sigue pidiendo que lo agarremos de la mano y nos vayamos juntitos al precipicio.

Una forma de hacer política que aprovecha lo público para beneficiar a unos pocos. Y no. no es solo economía. Es política, y de clases. En ningún momento planteó el señor Antonio de María privatizar parte de la Playa de la Victoria. La Playa de la ´milla de oro´ de la ciudad. Ha tenido que poner el objetivo en las dos playas de los barrios más desfavorecidos del centro de Cádiz: La Viña y Santa María. Todo en pos de pingües beneficios estacionales. Porque al final, cuando en septiembre llegan las golondrinas, los que van a los bares y locales hosteleros son los gaditanos. Aquellos mismos que pagan impuestos para que sus dos joyas como La Caleta y Santa María del Mar sigan siendo sostenibles, limpias y públicas.

One comment

  1. buen articulo.

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies