domingo , 20 septiembre 2020
Foto: La Voz Digital

HOY ES 18 DE JUNIO Y EL CÁDIZ ASALTÓ LOS CIELOS

Foto: La Voz Digital

Por Jorge González.

Aquel que se levantara esa mañana con una entrada del partido en su poder, a buen seguro, amaneció nervioso. Todo un duro día por delante se planteaba para los miles de cadistas que desembarcarían horas más tarde la estación de trenes y autobuses de la vecina Jerez. Era un día para ganar. Un día en el que poner fin a doce largos años atravesando un extenso y tedioso desierto de nueve temporadas por Segunda división B. Ese maldito pozo del que creíamos que nunca íbamos a salir, se antojaba lejano en la memoria de los cadistas que esa mañana abarrotaban el desayuno de los bares de Cádiz ataviados con camisetas y bufandas amarillas. 28 años atrás un ´loco´ bajito y camarero de profesión nos marcó el camino en el partido frente al Terrassa. Aquel primer día en el que el club grabó en letras de oro sus 67 años de historia. Pascual bandera en mano, celebró la victoria vestido de amarillo y azul. El resultado fue de dos goles a cero y el Cádiz asaltó los cielos con uno de los suyos portando orgulloso su camiseta. Pero regresemos al futuro, 28 años después….

Después de coger fuerzas en la inundada Cádiz, la estación de trenes se convierte en un hervidero. Los cánticos, los nervios y los gestos de ánimo de unos a otros recorren las caras de los ocho mil que tomarían la ciudad de los viñedos. El viaje es corto y el trayecto sigue invadido por cánticos y gritos de ánimo. Cuando los trenes comienzan a escupir aquella lengua amarilla, muchos vecinos jerezanos aparecen en sus balcones para aplaudir. Una serpiente amarilla recorre los pocos más de dos kilómetros que separan la estación del estadio Chapín. Ha llegado la hora….

Cuando saltan los once guerreros, la imagen que todos tenemos en la retina de ese día aparece en la abarrotada grada que ocupan los cadistas. La enorme camiseta amarilla clava su pica en Chapín como símbolo de asedio y conquista. Pero quedan noventa interminables minutos por delante y la incertidumbre nos hace dudar. Y en el minuto 24 un asturiano caza un balón en tres cuartos de campo. Avanza un poco encimado por un futbolista del Xerez y no titubea. La seguridad de un trabajo bien hecho durante toda la temporada atraviesa como un rayo la pierna izquierda de Oliverio Jesús Álvarez González, y desde más de treinta metros dispara para fusilar al meta jerecista. La locura se adueña de la zona amarilla y todo se pone de cara. De ahí hasta el final el cadismo va entrando en ebullición y cuando Mendoza hace penalti a Enrique, ya supimos que todo era nuestro. Supimos que el futuro se presentaba mejor. Supimos que la noche sería larga y la celebración inundada por vinos y rosas.

Un día como hoy, el Cádiz ascendía por última vez a Primera División. Ninguno de los jugadores que marcaron una época en el Cádiz está ya en activo, pero valga como homenaje los jugadores que se batieron el cobre en Chapín, aquella soleada tarde que precedió al verano, la mención de sus nombres: Armando, Varela, De Quintana, Abraham Paz, Raúl López, Suárez, Fleurquin, Enrique, Jonathan Sesma, Pavoni y Oli conformaron el once, pero sería injusto no destacar a jugadores que disfrutaron de muchos minutos como De la Cuesta, Manolo Pérez, Bezares, Velázquez, Dani Navarrete o Nenad Mirosavljevic. La plantilla que en un día como hoy asaltó por última vez los cielos del fútbol español. Dichoso de aquel que estuvo ese día en Chapín.

No es mal día para volver a ganar cero a dos….

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies