miércoles , 21 octubre 2020

LA DIVINA BANDERA, PRESAGIA EL APOTEOSIS

Nos maravillaba el poeta con la letra de los Americanos en una estrofa que decía “En la morada bandera, que clavaría en la orilla, junto a las puertas de tierra, mientras desentierro el hacha de la guerra” Una estrofa que nos viene de perlas para el momento que vivimos. Porque Cádiz, ha clavado la divina bandera para desenterrar el hacha de la guerra del ascenso.

Un hacha que vuelve a desenterrarse tras más de quince años y que puede asestar un golpe firme al futuro más inmediato. La tribu de los mamarrachos ya invocan y entonan los más ancestrales rituales para bendecir la noche de hoy. Todo debe de salir bien. Las nubes muestran signos de que algo grande puede acontecer.

Los espíritus pasados se manifiestan en el fuego y sus brasas en forma de megáfono presagian la mayor de las alegrías, aunque siempre reticentes a las adversidades. La naturaleza  es algo que se puede leer pero no controlar, hay factores que se escapan a la lógica y que no se pueden contemplar.

La pica está clavada, las almas dispuestas, los corazones teñidos con las pinturas para la batalla y el hacha alzado para marcar el camino de la guerra más bonita, la guerra del sueño más divino, el sueño de una tribu de locos que solo quieren recuperar la gloria que les pertenece.

 

One comment

  1. Fernando Santiago, metete en tu boquete y no salgas en unos pocos días porque te van a salir ronchas por todos lados.

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies