sábado , 31 octubre 2020

LA LEYENDA DE AKETXE I EL DEL ZURRIAGAZO

Hace veinticinco años, en Bilbao, comenzaba a labrarse la leyenda. Una pierna izquierda era forjada por el mismo Basajaun, bendecida con los frutos de la tierra y envuelta en laureles de gloria.

Una pierna izquierda esculpida y tallada en el acero de los cañones más temibles, a modo de poder paliar el impacto del fogonazo de su embestida. Capaz de doblegar cualquier muralla y de penetrar defensas enrocadas.

Un arma tan poderosa que precisaba la custodia de los Iratxoak, para asegurarse que solo fuese utilizada en los momentos oportunos, donde la situación lo requiriese de forma estrepitosa.

Y así de esta forma, Aketxe I el del zurriagazo, comenzó su andadura, portando el artefacto mágico que cautivaba y maravillaba a su paso pero que a su vez, también, era capaz de albergar horrores y destrucción en cada enemigo que la padecía.

Solo la divinidad de Marí podrá conocer el verdadero alcance de este mito, solo ella sabrá si sus gestas futuras seran contadas a generaciones venideras y perdurarán en la memoria de todos nosotros.

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies