LA VERGÜENZA DE LOS MISERABLES III: LA DENUNCIA A BRIGADAS

Por Jorge González

Ahí la tienen. Ilegal e impune. Representativa en el ¿pasado? del presidente de La Liga, nuestro querido y millonario, Javier Tebas. Dispuesto a borrar de un plumazo a cualquier grupo o colectivo de aficionados declarados de izquierdas, pero actuando de manera tibia y  condescendiente contra grupos declarados franquistas que suponen un verdadero peligro no sólo para el fútbol, sino para toda la sociedad.

El foco sobre el que se ha vuelto a poner ese rodillo implacable vuelve al colectivo de Brigadas Amarillas. La incredulidad ante esta denuncia solo es comparable a la desfachatez con la que este organismo extrapola un cántico comenzado en la esquina colindante a Tribuna y Fondo Sur. Localización en la que ni por asomo se encuentra ningún miembro de Brigadas. El pecado es un cántico aparecido en esa zona, en la que se denuncia al Comité Antiviolencia, la salida al calentamiento del jugador, Giorgi Papunashvili. “Papu asesino”, durante diez segundos. Y “Papu cabrón”, cantado por tanguillos, sin ser secundados por nadie…

En el fútbol siguen conviviendo en las gradas insultos racistas. Apología de la violación y defensa de violadores. Seguimos viendo banderas franquistas, símbolo de una brutal dictadura.

El ex Fuerza Nueva, sigue aplicando el rodillo de la venganza. Clamando y vociferando a favor de un fútbol apolítico, pero intentando cortar el hilo por el lado de siempre.

También te podría gustar...

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies