martes , 27 octubre 2020

LAS VENAS ABIERTAS DEL CORAZÓN DE LA BAHÍA DE CÁDIZ

La Coordinadora de trabajadores del Metal de la Bahía de Cádiz comenzó el pasado lunes una huelga por desesperación y desesperanza. Hartos del eterno conflicto que se prorroga desde hace cincuenta años. Hastiados de constantes entradas y salidas de compañeros debido a la dejadez de los gobiernos de PSOE-PP, que han utilizado más a los astilleros de la Bahía como un arma arrojadiza que como una fuente de riqueza, estrategia del sector, empleo y rueda de consumo.

Hartos. Esa es la palabra que hay que poner en el centro del conflicto y no separarse de ese concepto. Cualquier otro tema en torno al conflicto son simples maniobras de distracción, de división y de culpabilizar a los responsables sindicales de la industria auxiliar. Bien sea por parte del gobierno. Bien sea por parte de la dirección de la empresa. Bien sea por el responsable de comunicación de la dirección, Fernando Rufo.

Fernando Rufo, utiliza presunta información sesgada, descontextualizada, y probablemente, siembra la ponzoña entre trabajadores. Diario de Cádiz y La Voz Digital utilizan y publican la información que les pasa el señor responsable de comunicación. ´Huelga Salvaje´ o ´Cierre patronal´, son los titulares de los principales rotativos gaditanos. Nombre de películas de serie B, auspiciado por el eterno aprendiz de juntaletras. Rufo, no es ni de Diario de Cádiz, ni de Navantia, ni de nadie. Rufo es ´Rufista´ y sirve de buen cancerbero para cada empresa en la que trabaja según sople el viento. Muchos años de cosecha, para subvertir la opinión de la población de la Bahía de Cádiz en contra de nuestra principal industria, suponen un buen currículum para una dirección acosada por sus clientes, y ahora, el bueno de Rufo, ha vuelto a señalar con el dedo. ¿Culpables? La industria auxiliar. Como toda la vida.

La patronal del Metal a lo suyo. Haciendo un cierre que no se creen ni ellos. Racaneando desde hace décadas el convenio, verdadera joya que consiguieron los trabajadores del metal de Cádiz con sangre, sudor y lágrimas, y que cada día que pasa está más aneróxico, peor remunerado y con la mayoría de los gerentes de estas empresas, negándose a cumplir la ley, que es el convenio. Ahora, en un acto de purismo legal, no van a remunerar las nóminas a los trabajadores. Cuánto cinismo en torno a la legalidad…

Gobierno, SEPI, y por ende, dirección de la empresa señalan como epicentro del conflicto el ´talibanismo´ de los responsables sindicales de la Coordinadora. La diferencia entre unos y otros, es que mañana, tod@s l@ trabajador@s de gobierno, SEPI y dirección de Navantia seguirán en sus puestos de trabajo. Mañana hay muchos compañer@s de la industria auxiliar que saldrán despedidos, con el consiguiente impacto psicológico. Con el bajón de poder adquisitivo y con la desesperación de encontrar un nuevo trabajo en tiempos de pandemia.

Planificación, optimización de recursos y trabajo sostenido en el tiempo. Palabras huecas para gobierno, SEPI y dirección de la empresa. Con toda una legión de burócratas viviendo de la sopa boba en la calle Velázquez de Madrid, sin saber qué hacen, ni cómo, ni cuando. Lo que sí parece es que el departamento comercial estará teletrabajando. Nótese la ironía en el comentario. Las plataformas de Aibel, son su chocolate del loro. Tanto dinero despilfarrado en departamentos improductivos, pagado por los impuestos de los contribuyentes, para que cada cuatro años, los astilleros principales y públicos de este país estén en barbecho por la nula capacidad, la dejadez y la desidia. Toda una oda a la ganduleria termina con familias rotas, destrozadas económica y moralmente. “Los proyectos llevan su proceso”. Es toda respuesta a la reclamación de carga de trabajo.

“Los proyectos llevan su proceso”. Cuando un comité de empresa y sus sindicatos principales, responden así a las reclamaciones de la Coordinadora, poco más hay que hablar. La misma respuesta que te pueda dar alguien del gobierno, la SEPI o la dirección del astillero. Margarita Fornell hace lo que puede. O lo que le dejan. Y espero, que no haga lo que le dicen que diga. Confunde al enemigo, y se limita más a discutir con los de afuera, que con los verdaderos responsables del conflicto, que son los de dentro. Los del edificio del ´San Gregory´. Es decir, la dirección. Pone voluntad, y por lo que comentan, sólo quiere lo mejor para su empresa y la Bahía de Cádiz. Hay que dialogar más con ella…

La Coordinadora tampoco puede echar gasolina gratuitamente al fuego. Las provocaciones machistas son intolerables por parte de los responsables sindicales. No importan a nadie las ´bonitas piernas´ de la presidenta del comité de empresa. No es cuestión de señalar la luna con el dedo y mirar el dedo, pero comentarios así no aportan nada. Al igual que no aportan nada las provocaciones hacia el personal de Navantia, trabajadores al fin y al cabo, como los de la industria auxiliar. Más de lo que creeríais apoyando la causa, y que están teniendo que soportar insultos, cortes de manga y exabruptos por parte de gente demasiado encendida y que confunde al enemigo. Gente que a diario trabaja codo con codo con la industria auxiliar, respetuosa y respetable, que desean tanto como ellos carga de trabajo en el astillero. Vuelvo a repetir. Que no os confundan y no confudid al verdadero enemigo.

Diálogo, lucha y perseverancia es la clave. En algunos asuntos habrá que ceder y en otros presionar. Habrá que tragarse los ´egos´ de cada uno y tener miras y cotas más altas que el tamaño de la coronilla de cada cual. A fin de cuentas, lo que importa es la Bahía de Cádiz, su industria y sus ciudadanos.

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies