domingo , 20 septiembre 2020
Foto: Marca

LOS ADLÁTERES DE LA MENTIRA YA TIENEN AFILADOS LOS CUCHILLOS

Foto: Marca

Por Jorge González.

Llevan tiempo esperándote, míster. Como bien hicieron contra el Alcorcón, después de ganar cinco partidos seguidos y de seguir primeros. Ladraron, vociferaron, escupieron y apedrearon tu figura. Dijeron que regalaste el partido y que te convertiste en el principal responsable de una derrota. Se acababa el mundo míster. El suelo se abría en los pies del cadismo y la era de la oscuridad se cernía sobre la tierra del amarillo y el azul. El descenso a los infiernos era inminente, incluso, algún connivente de la mentira arrojaba nombres de entrenadores a la palestra. Por si colaba. Es tal el rencor, la maldad y la animadversión hacia tu persona que preferirían tu destitución a base de derrotas a la victoria eterna cadista contigo en el banquillo.

Ahora el discurso de estos amanuenses y relatores de los despachos de Plaza de Madrid te imponen el ascenso ´sine qua non´, como condición inexcusable. Con ocho clubes hasta con el triple de capacidad económica y salarial. Con la estrategia de buscar una destitución en caso de ´caer´a puestos de Play Off.

No te van a perdonar que no seas adulador de reuniones. Tampoco te van a perdonar tu arrasadora sapiencia futbolística que empequeñece a letrados, cuarteteros y tertulianos del tres al cuarto. Tampoco te perdonarán que seas sencillo y austero. Así como no perdonan tu fútbol. Rodillo de la Segunda División y pesadilla de entrenadores. No les importan tus récords. No les importan que seas el segundo entrenador con más partidos en el Cádiz. No les importa el Cádiz. No les importa que el equipo sea el mejor líder en 25 años. Siempre hay un ´pero´. Siempre hay algo que desdeñar y ofender. Les importa más su ´ego´ y su mediocre lógica y razonamiento que después de cada partido tú te encargas de quebrantar. Están esperándote en callejones oscuros con los cuchillos afilados. Con nocturnidad y alevosía a que el equipo comience a perder. Envenenados por el rencor, la duda y la animadversión. Pero se chocan con un muro y acuchillan una roca impenetrable.

Larga vida en el Cádiz, guineano. Aplástalos con tu método.

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies