NADA SE INTERPONDRÁ EN EL CAMINO DE PER SEMPRE CÁDIZ

 

Por muchos obstáculos que se interpongan en el camino, el cadista verdadero curtido en mil batallas, sabe sobreponerse y reirse de las adversidades.  Deben llover meteoritos y caerse el cielo a trozos para boicotear  la pasión más irrefrenable.

Los corazones humildes, están curados de espanto y los pequeños contratiempos se convierten en cicatrices de las batallas mundanas. La gente valiente está acostumbrada a apretar los dientes y a no ceder un solo paso atrás.

No existirá en la  faz de la tierra, temporal, vendaval, tormenta o catástrofe que impida el paso airoso de Per Sempre Cádiz. Porque quién marcha con el alma en la garganta, jamás saldrá herido.

Un abrazo compañeros y que el  cadismo siempre os acompañe. .

 

 

También te podría gustar...

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies