NO OLVIDÉIS NUNCA ESTA FOTO

Dieciseis años hace de esta foto. Ocho gaditanos posando: Cortijo, Victor Vía, Sambruno, Julio Puig,  Raúl López, Iván Guerrero, Velazquez y Zafra. Faltaban dos más: Mara y Abraham Paz. Y como rezan las palabras de la foto “el campeón de segunda b de 2001”.
De ahí Zafra y Cortijo ya eran veteranos. Pero gaditanos de todas formas. Los cinco restantes tenían 22 años de media. Chavales curtidos en las secciones inferiores del Cádiz y que llegaron al primer equipo en un momento ruinoso para la entidad. Antonio Muñoz y Manolo García habían vendido sus acciones al grupo ADA. Llegaron con una inversión millonaria y crearon una plantilla cuyo máximo exponente fue Loreto. La temporada salió torcida. El Cádiz naufragó y quedó por debajo de mitad de tabla. ADA venía para obtener dinero rápido y al no conseguirse el objetivo del ascenso dejaron al club a la deriva. 

Y ahí aparecieron esos chavales. Convertidos casi en héroes. Sin cobrar durante meses, incluso perdonando en años sucesivos ese dinero. Dieron un paso al frente y se encomendaron la tarea de cargar el escudo sobre sus espaldas. Seguro estoy que sin ellos hoy no estaríamos aquí. El fútbol habría seguido en Cádiz, pero no como Cádiz C.F. Y se proclamaron campeones de segunda b a base de calidad, esfuerzo y cojones.

Esa es la historia y de ella hay que aprender. Esta lección se la doy gratis a Vizcaíno y Pina.
Nuestra tierra siempre fue prolífica en futbolistas. Que se lo pregunten a Sevilla y Betis que minan la provincia con una extensa red de ojeadores.
Y eso es lo que necesitamos. Una red de ojeadores que nutran nuestra cantera. Técnicos que amen el trabajo en las secciones inferiores. Un entrenador del primer equipo que involucre a los chavales en la primera plantilla. Una dirección deportiva que sepa distinguir a los chavales a punto de explotar y los remunere para que huyan de cantos de sirena. No se puede tolerar casos como Suso o Chico Flores. Jugadores que hubieran supuesto un desembolso astronómico para nuestras arcas fueron vendidos por migajas. De Vizcaíno y Gaucci no me olvido de Jaime en el Castilla y Diego González en el Sevilla.

Jugadores siguen saliendo de Cádiz. Mi reivindicación no es xenofoba hacia los que vienen de fuera. Pero el lazo que crea un futbolista que ha echado los dientes de amarillo, su implicación y su responsabilidad es el plus que se le exige a un futbolista cuando viste nuestros colores.

Miren de nuevo a esos ocho, quitense el sombrero y dadle las gracias. Sin ellos nada de esto hubiera pasado.

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies