NOVIEMBRE, EL MES PARA EL CADISMO MÁS INCRÉDULO

Foto Sección Tintos

Llegó noviembre, llegó el mes del resurgir del equipo, donde las dinámicas negativas desaparecen y los resultados llegan en forma de buenas sensaciones, partido tras partido.

Por fin llegó noviembre, donde el cadismo más incrédulo vuelve a tornarse en alas de una esperanza recia, firme y visible. Desaparecen los malos augurios, dejando paso a las vibraciones más optimistas  de la temporada, porque en noviembre todo es posible. En noviembre se albergan los sueños más inalcanzables, las metas más inverosímiles  y los desaires más canallas, porque en noviembre todo se contagia de los colores del Aura más pura, de las buenas voluntades y de los buenos presagios.

Sólo en noviembre, se puede golear al Alcorcón, Sporting de Gijón o Elche, sólo en noviembre se pueden concatenar cuatro  victorias consecutivas y solo en noviembre, el sol nos sonríe a cada paso que damos, porque en este mes, se conceden licencias para soñar y  para creer.

Llegó noviembre para los incrédulos, para volver a  insuflar vida al pesimista, para llenar de pasión al derrotista y para atemperar a los  furibundos. Un nuevo camino se abre gracias a noviembre, una nueva vía de confianza se arraiga en lo más hondo de las entrañas para enarbolar de nuevo el estandarte de la fe.

Llegó noviembre, el mes para el cadismo más incrédulo.

También te podría gustar...

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies