NUNCA NOS ALEGRAMOS TANTO DE VOLVER AL “POZO”

Jamás, un cadista llegó a pensar que se alegraría tanto de volver a  presenciar un partido del fatídico “pozo” de la segunda división b. Una división maldita que tantos malos recuerdos lleva arrastrados a sus espaldas y que hiela la sangre con solo pronunciar su nombre.

Pero ha tenido que venir de la mano del histórico filial, para que esa sombra monstruosa se transforme en el día más soleado del año. Un soplo de aire fresco que cambie de manera radical la perspectiva y la visión del cadismo. La categoría de bronce ya no se asemeja a un pozo desolado cuyo fondo te atrapa impidiendo dejar pasar todo atisbo de luz y haciendo casi imposible la huida de él. De repente, el pozo se ha llenado de brotes verdes, donde la hierba vuelve a crecer, donde la claridad incide de lleno y donde el agua vuelve a refrescar las gargantas más sedientas.

Nunca un comienzo en el infierno fue tan esperanzador y lleno de vida. Ayer, se marcó el camino de una nueva etapa donde los demonios no atormentan y  la oscuridad no asusta.  Un nuevo camino marcado por una juventud aguerrida e intrépida que no se amilana ante ninguna leyenda y que a base de sacrificio consigue doblegar las debilidades.

El pozo, ya no tiene sentido de la mano de estos chavales que con su frescura y descaro han conseguido sellarlo.

 

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies