ORGULLOSOS DE TI

Sólo tú sabes lo que duele esto. Y tus compañeras. Y tus técnicos. Y tu familia. Y el cadismo…

Como ves, Carito, no estás sola en esto. También tus compañeras, técnicos y aficionados te acompañamos en tu dolor. Que es el nuestro. Muchas veces, una persona se autoexige y se echa a la espalda una carga compartida. En un deporte de equipo como el fútbol, la responsabilidad está detrás de todos y cada uno de los que formamos parte de esto.

Pero es tu fuerza. El callar y soportar el peso de un momento trascendente, lo que hizo que explotaras. Esa bomba que demuestras ser en cada partido, implosionó y sólo tú sabes lo que se siente, cuando te ves con un cuadro de ansiedad en un hospital.

Descansa, reflexiona y reposa. Sólo cae el que anda por el precipicio. Sólo se cansa el que trabaja. Sólo fracasa el que lo arriesga y lo entrega todo. Y sabemos que nada te dejaste en el campo. Ni tú, ni tus compañeras.

Sólo nos sentimos decepcionados por los que deshonran el escudo. Que en este club, fueron muchos. Ojalá, hubieran llevado a Hércules, sobre el pecho, con una ínfima parte de la fuerza, la garra y el orgullo, con el que tú lo llevas.

Te queremos pronto, haciendo lo que mejor sabes hacer.

¡A POR ELLAS, CARITO!

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies