POR ESTO SOMOS DEL CÁDIZ

Hoy muchos niños se han iniciado en esta bendita locura. Hoy muchos niños han grabado a fuego el escudo en sus corazones.

Llegará el día de momentos amargos. Llegará el día en el que volvamos al tedio y la desesperación. Llegará el día en el que maldeciremos ser de esta locura. De esta montaña rusa en el que se ha instalado este club. En el que no nos estabilizamos. En esos momentos nuestros hijos y nietos nos preguntarán por qué somos del Cádiz. Y nos encogeremos de hombros sin saber qué decir. Pues bien, muchos de esos niños entre ocho y diez años, que no han vivido ascenso alguno al ser muy pequeños para vivir el de hace siete años, han tenido su respuesta. Carlos Calvo les ha dado la solución de falta directa. Ese puñal que pasaba por encima de la barrera ha sido la respuesta a la ecuación. Y cuando esos niños hayan visto rugir Carranza como hoy ha rugido, padres e hijos, nietos y abuelos, tíos y sobrinos se abrazaran, se mirarán y ya no hará falta otra cosa. Hoy muchos niños se han iniciado en esta bendita locura. Hoy muchos niños han grabado a fuego el escudo en sus corazones. Y dentro de 30 años les tocarán mirar a sus hijos como hoy sus padres los han mirado a ellos. Ningún padre podrá prometerles, champions, uefas, ni siquiera estar en primera. Pero si momentos como el de hoy. En los que Carranza sube al cielo.

¡BIENVENIDOS A ESTA BENDITA LOCURA!

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies