PRUEBA DE FUEGO PARA UN EQUIPO QUE ASPIRA A TODO

Para esta temible plantilla no hay reto pequeño. Atrás quedan supersticiones y habladurías de maldiciones en fechas de Carnaval y este próximo sábado quiere dejarse de manifiesto.

Si la temporada pasada el Real Oviedo sufría en sus carnes la tromba de Carranza en estado de ebullición y el aliento de un graderío entregado al máximo. Este año el Albacete, debe ser la nueva víctima.  Un verdadero termostato para medir la ambición de este equipo. Un rival en puestos de ascenso directo visita el Templo Amarillo para poner a prueba al conjunto de Älvaro Cervera.

Un choque de trenes entre aspirantes a dar el salto de categoría y que deben reflejar sus intenciones más directas sobre el tapete de juego. Una  derrota cortaría de raíz la buena racha de los gaditanos pero una hipotética victoria sería un potente estímulo de cara a seguir enganchados a la pelea.

La próxima jornada no solo se ciñe a un mero partido intrascendente de transición y de fogueo. Un auténtico test de fuego se avecina y deber ser constatado desde el minuto cero, la verdadera declaración de intenciones de este Cádiz.

El sábado dos de marzo a las dieciséis horas, Carranza nos aguarda, nos necesita y nos unirá en pos de alcanzar la gloria más inmediata. Todos seremos uno y uno seremos todos, para que el resto de equipos se enteren de lo que les viene encima.

También te podría gustar...

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies