PURO SADAR, PURO OSASUNA, PURO FÚTBOL PARA UN CADISTA

 

Jorge González

Cuando se nos viene a la mente Osasuna, para un cadista, es indudable no pensar ni asociarlo a la  “Liguilla de la muerte” de la temporada 1986-1987 ese tremendo duelo fatídico entre CD Osasuna, Racing de Santander y Cádiz CF para evitar la última plaza que causaría el descenso de categoría a segunda división.

Pero Osasuna va más allá, todo cadista que tenga una cierta edad, ha crecido, disfrutando de poder ver  a jugadores de la talla de Bustingorri, Robinson, Urban, Ziganda o Quique Martín, aguerridos, combativos, con la seña de identidad de un club y una afición.

Hablar de Osasuna es hablar practicamente de la etapa más gloriosa en primera división del conjunto gaditano, Un Cádiz-Osasuna era el pan nuestro de cada temporada y la sonrisa se nos dibuja en la cara, rememorando antiguas gestas.

Ese Osasuna con el que crecimos de los polacos Urban, Kosecki, Ziober o Staniek. Con un jugador como Pepín. Jugadores de otra época, de otro fútbol. El fútbol con el que crecimos y nos educamos. Jugadores de carne y hueso en el que nos veíamos representados, al contrario de los inaccesibles jugadores de hoy día.

Osasuna sigue siendo ese oasis. Esa isla como club modesto que sigue teniendo su identidad y que sigue siendo de sus socios. De su pueblo. De Pamplona. De su gente.

Larga sea tu vida y tu escudo, equipo pamplonica. Fuerza desde Cádiz

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies