viernes , 30 octubre 2020

HONOR A LOS QUE SE PARTEN LA CARA POR EL ESCUDO

Foto: as.com

Por Jorge González.

No ha podido ser. No se le puede pedir más a los guerreros caídos por el escudo. Sólo pedir honor para ellos y rendir pleitesía. Servando Sánchez no puede seguir jugando al fútbol. Ese encontronazo fortuito con David Gil, nos arrebató a uno de los últimos soldados amarillos. Heredero más directo desde que Raúl López buscara su merecido descanso. Curtido por la sal de la Isla de León, siempre supo y entendió lo que el cadismo pedía. Lo que antes de que llegara Cervera, el aficionado pedía a gritos.

Servando nunca negoció la pelea y su retiro está cerca. En la retina del cadismo queda ese eterno Play Off de 2.016 jugando de lateral izquierdo. Llevándose un equipo a la espalda cuando nadie creía en la empresa. En la retina nos quedan dos maravillosos años en Segunda, con un Servando a un nivel altísimo, seguro y con gol.

Heredero directo del dorsal número tres amarillo. El que llevó Raúl López y el que lleva Servando Sánchez. Y es que el número tres, siempre fue el número de Hércules. Orgullo de Carranza, en la memoria nos quedan sus arengas al equipo antes de los partidos. Con un Navarrete con el ímpetu de un niño al grito del comandante.

¡SUERTE EN LA VIDA, CAPITÁN!

3 comments

  1. Ramon Mayor isaac

    Precioso artículo (otra vez)

  2. gracias servando por todo.eres grande

  3. Servando Capitán. Sólo decirte qué eres el ídolo de mi hijo. Y el mío también. Gracias por todo. Tú eres de los que no olvidaremos.

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies