LA CRÓNICA DE ANTONIO CAMA: TEMPORADÓN Y CABEZA ALTA

El fútbol, como en tantas otras ocasiones no fue justo con el perdedor. Hoy el Cádiz no mereció salir derrotado de Tenerife y puso en el campo todas las armas que le han valido para hacer la grandísima temporada que ha hecho. No creo que haya ninguna duda de que el equipo lo dió todo y hasta el último suspiro del partido tuvo fuerzas, fe y ganas de hacer el gol que nos hubiera valido para jugar la final ante el Getafe. Si yo fuera el entrenador de este Cádiz al termino del partido les hubiera dado un fortísimo abrazo a todos los jugadores y les hubiera agradecido uno por uno, la actitud, las ganas, el esfuerzo y el trabajo que han realizado esta temporada.

“Si yo fuera el entrenador de este Cádiz al termino del partido les hubiera dado un fortísimo abrazo a todos los jugadores…”

Alvaro Cervera no se sacó ningún as de la manga para el once inicial de esta noche y puso en el campo el mismo equipo que en el partido del Ramon de Carranza. Cifuentes en la portería, con Carpio, Aridane, Salnkaré y Brian en defensa. Delante de esta línea jugaron Garrido y Josemari, el trío de medias puntas lo formaron Salvi y Alvaro García en las bandas con Aketxe en el centro y Rubén Cruz como hombre más adelantado. El Tenerife por el contrario si cambió cosas, incluso el sistema, porque esta noche salió con un 1-4-4-2 olvidándose de 1-4-1-4-1 del partido de Carranza. Hoy entraron desde el inicio el Choco Lozano arriba, acompañando a Amath que ya jugó en Cádiz y con Suso en la banda derecha.

El partido fue muy igualado desde el inicio, igual que lo fue el de la ida, con dos equipos que sabían que cualquier equivocación podría llevarlo al fracaso. Nosotros dimos primero y en el minuto 4 tras la salida de un córner Ruben Ceuz está a punto de marcar después de un rechace que se queda muerto en el área. En el minuto 8 volvimos a provocar otro córner que Aketxe saca muy corto. El Tenerife arriesgaba poco, sabiendo que mientras su puerta estuviera a cero todo serían prisas para el rival. En el 20 fue su primer acercamiento claro. Amath le gana la posición a Sankaré en el borde del área, y a este no le queda otra que hacerle falta para que el jugador cedido por el Atco de Madrid no se quede solo con Cifuentes, el árbitro le saca la amarilla pero si hubiera querido nos deja con 10 en el campo. La falta la saca el japonés Gaku muy mal por encima de la portería.

Seguían pasando los minutos y ninguno de los dos equipos dominaba, hasta que en el minuto 33 se produce una contra tinerfeña por el carril izquierdo, Brian sale a tapar un pase y se resbala, Suso recibe cómodo en la banda derecha y llega hasta la línea de fondo, levanta la cabeza y centra atrás raso, la pelota se pasea por el área de meta y le llega al japonés Gaku que solo tiene que empujarla a la red. El Tenerife consiguió lo que quería marcar antes de que acabara la primera mitad. Cinco minutos después de ponernos por deabajo en el marcador Alvaro García lleva una contra perfecta que termina en los pies de Aketxe, que en inmejorable posición al borde del área trata de colocarla, cuando su fuerte es precisamente el golpeo duro, la pelota le llega mansamente a las manos del portero tienrfeño. De nuevo en el 40 somos nosotros los que llegamos claramente, esta vez fue Salvi, el que por la banda izquierda se mete hasta la línea de fondo muy cerca del palo, cuando tiene que acabar la jugada elige mal, trata de tirar sin ángulo cuando tenía a Rubén Cruz muy bien colocado al borde del área de meta. Antes de acabar el primer tiempo el árbitro le perdona la segunda amarilla al lateral derecho tinerfeño Raúl Cámara, en una falta clamorosa en medio del campo.

La segunda mitad fue más movida que la primera, y en ella sucedieron muchas más cosas. En el minuto 50 un centro de Brian es rematado por Aketxe flojo al centro. En el 52 Lozano hace un pase magistral a Amath que encara a Sankaré y este le gana la posición al delantero cuando se quedaba solo con Cifuentes. En el 64 una falta lanzada por Aketxe es rechazada por el portero tienrfeño sin que nadie de los nuestros llegue al remate. En el 69 Cervera introduce a Abdullah en el campo por Garrido, el equipo necesitaba crear, tener más posesión y mover la pelota con más criterio y ese era el cambio justo. Ellos también mueven ficha y para contrarestar la entrada de Abdullah el entrenador tinerfeño mete a Alberto Jimenez en sutitución de un fatigado Aitor Sanz. El partido se volvió muy táctico y a cada movimiento de un entrenador le seguía el del equipo contrario. Los minutos pasaban y el Cádiz trataba de no llegar a la prórroga. Alvaro saca a Ortuño y sale Salvi que la verdad no tuvo demasiada influencia en el juego ofensivo de los nuestros. Martí, técnico del Tenerife también sustituye a Suso que deja el campo para que se incorpore Tyrone, con este cambio intentó que Brian no subiera tanto y estuviera más pendiente de un jugador que entraba fresco. Ortuño en el 90 tuvo a punto de marcar a la salida de un córner pero su cabezazo salió fuera por poco. Al final el ansiado gol no llegó para nosotros y nos fuimos a la prórroga.

Un tiempo añadido en el que Aitor entró a jugar por Brian, pasando Alvarito a jugar un poco más atrás. La media hora de juego de más, fue un agobio para el Tenerife y en ella hicimos todo lo posible para marcar Hay que reconocer que el equipo lo intentó de todas las maneras posibles, y que la fortuna no estuvo de nuestro lado en ninguna de las ocasiones que tuvimos para hacer gol, Aketxe en el lanzamiento de una falta directa, Alvarito en un par de ocasiones. En el 116 Ortuño se queda solo en el área de meta, remata raso y Dani Hdez se queda milagrosamente con el balón. Otra de Aketxe que incomprensiblemente no termina de rematar.

El final del partido fue agónico para los dos equipos, para un Tenerife que veía que en cualquier momento del partido se le iba la eliminatoria y para un Cádiz que veía que pasaban los minutos y el equipo no conseguía marcar. La última jugada del partido fue una ocasión clamorosa para los nuestros, Una falta al borde del área es sacada en corto por Carpio cuando todos esperaban a que se pusiera la barrera y recibe Alvarito completamene solo con el portero, tira raso junto al palo y el balón se marcha fuera rozando el poste….. Así acabó un partido y una temporada para un equipo que ha hecho méritos más que suficientes para haber jugado la última eliminatoria que nos hubiera dejado las puertas del ascenso abiertas de par en par.

“Por mi parte no me queda otra que felicitarlos sinceramente, han hecho un TEMPORADÓN, con mayúsculas….”

Pienso que no hay que reprocharle absolutamente nada a este cuerpo técnico y a estos jugadores que lo han dado todo, desde el primer partido hasta el de hoy. Por mi parte no me queda otra que felicitarlos sinceramente, han hecho un TEMPORADÓN, con mayúsculas….

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies