TODO CADISTA DEBE SABER QUE EL BETIS

Foto: Capital Deporte

Es la historia del 1907. Es la historia de un fundador y jugador común como Papá Jones. Es un barrio blanco y señorial. Es la vida de gente que no necesita copas, ni trofeos para morir por su equipo. Es una cerveza en Avelino, Pitarra, La Viña o un café en el Jamaica. Es un nigeriano con un sombrero cordobés. Es Cardeñosa bailando sobre el campo. Es la historia de las trece barras. También son partidos en los años ochenta para nosotros. Con ´Mágico´ haciéndole diabluras a la defensa bética. Gente con alma sufridora y que aprieta los dientes. Tan parecidos a nosotros que a veces, asusta.

Es un trianero llevando a la gloria a su gente en la prórroga. Es el Vicente Calderón verdiblanco en 2005. Es un padre y una madre grabando a fuego un escudo. Es una baldosa en la Plaza Nueva. Es San Fernando coronado en un día de Junio. Es Rosi poniendo bocadillos. Es un grito de rabia en el Bernabéu contra el Barcelona. Son los descensos a Segunda con cuarenta mil abonados. Es un río verdiblanco por Pedro Salvador. Es una tarde de primavera a la vera de un río sofocando calores. Es Gordillo con sus eternas medias abajo. Es un chaval de Getafe con un estadio a su nombre. Son todos aquellos héroes antiguos que forjaron una leyenda. Es una Liga en la República. Es un escudo al final de la calle Sierpes. Son las lágrimas de aquellos que no necesitan ir por Europa para presumir de equipo. Es un himno, con su gente apiñadas como balas de cañón.

Es el final de La Palmera, donde empieza el camino a Cádiz…

Mañana viene un coloso de Andalucía y de La Liga. ¡RESPECT!

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies