UNA CIUDAD PARA CURRAR Y VIVIR

 

Una persona necesita, a veces, encontrar un lugar donde sentirse feliz. Para Alfredo, esta máxima la ha llevado a su punto más algido. Natural de Yecla (Murcia) ha pasado por innumerables equipos. Yeclano, Albacete, Getafe, Levante, La Hoya Lorca, Granada, Girona, Zaragoza, Las Palmas,…. Un sin fin de clubes para una persona tan joven, pues tan sólo cuenta con 26 primaveras.

Pero los que lo buscan, encuentran su sitio. Y Alfredo lo buscó. Y parece que al final, lo encontró. LLevarte casi media vida, viajando cada seis meses para volver a irte, debe ser duro. Pero después de tantos y tantos kilómetros, encontró la tacita.

No sabemos si la vinculación del Ortuño con el Cádiz se extenderá más allá del 2017. Lo que tenemos claro es que aquí se ha sentido feliz y querido. Por la afición, por sus técnicos, por el Cádiz, por la gente,…. Él así lo ha declarado y por eso no quiere decir que no al equipo gaditano. Es jugador de Las Palmas, aunque mucha gente lo haya olvidado o lo haya querido olvidar. Pina está trabajando por su renovación, ya sea en segunda o en primera, y eso a Alfredo le toca el corazón.

En ningún club encontró la estabilidad que le ha dado el Cádiz, y eso, vale más que todo el dinero del mundo para el jugador murciano. Aún, le queda pólvora para rato. Y aquí quiere currar y vivir, como decía la copla.

Y el avión está deseando volver a despegar. Listo de motores y de combustible. Apártense que los “play  off” cada vez están más cerca. Puede que les pasen por al lado, un avión. De nombre Alfredo. Y de familia Ortuño.

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies