sábado , 19 septiembre 2020

UNA HISTORIA DE LOS 110 AÑOS DE CADISMO

La vida tiene múltiples facetas. Distintas aristas que van forjando la historia y la personalidad de un colectivo. La historia del Cádiz es la transmisión de una pasión que trasciende el tiempo.

Para 110 años de historia, cada uno tendrá la suya. Para celebrar una fecha tan señalada hay que recordar la que nos marcó a cada cual. La que por muchos años que pasen y por muchos inviernos que cumplamos, aún se nos erizará la piel.

La mía es la de un niño en el mes de Junio del año 91 con un Carranza a reventar. Un Cádiz-Málaga de ´Play Off´ de descenso y un ambiente tenso e irrespirable. Con los malacitanos en ventaja para encarar el segundo partido de la eliminatoria y con el cadismo llamado a filas. 22 mil personas abarrotando un Carranza parcialmente remodelado. Con la tribuna ampliada y resguardada por la visera y ´el muro´ de Fondo Norte encimando sobre el campo.

Once jugadores vestidos de amarillo no iban a dejar caer al equipo a Segunda. Se sentían mejores, éramos mejores. Aún con la derrota en Málaga, el equipo cadista salió confiado empujado por la turba amarilla que aquella noche de Junio, invadió Carranza para evitar caer.

José González puso el 1-0 en el marcador y empataba la eliminatoria. Aún con el empuje de los amarillos, llegamos a la prórroga donde tampoco se le pudo hincar el diente al equipo malagueño. El ambiente se hacía irrespirable. El cadismo encaraba una tanda de penaltis agónica. Con periodistas en el campo y un Ramón Blanco retransmitiendo la tanda fatídica ante Theo Vargas. La afición aprieta los dientes. Se retuerce de nervios y veo rostros desencajados. Gente mayor con las manos en la cabeza. Jóvenes resoplando sudorosos y niños boquiabiertos ante semejante espectáculo. Ese día sin saberlo aún, iba a quedar grabado un sentimiento de pertenencia. La catarsis para unos niños que ya nunca podrían dejar de ser peregrinos de dos colores.

Juan José marca su lanzamiento y el Cádiz está a un paso de la permanencia. Pepe Szendrei se coloca enorme bajo los palos. A los cadistas se les va el alma por la boca y en el momento en el que el húngaro detiene el penalti se produce el milagro…

Ese día muchos niños, cientos quedaron bajo el influjo del hechizo. Esto son 120 minutos de los 110 años de historia de este club. Ese día fue el bautismo de peregrinos que grabaron una idea.

Feliz cumpleaños al que lleva 110 años quitándonos el sueño…

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies