VAN A TENER QUE SUDAR SANGRE PARA GANARNOS

Por Jorge González.

No escapa a nadie. A ningún entrenador  ni a ningún equipo de la Liga 123. El Cádiz se ha convertido en ese equipo al que nadie quiere ver ni en pintura.

Una línea defensiva cada temporada más sólida y la premisa de “la lucha no se negocia”, hacen al Cádiz un equipo temible. No en la delantera, por supuesto, pero si en la retaguardia. Un equipo rocoso, incómodo e infranqueable.

Numancia y ayer Oviedo ya han sufrido esa trampa mortal. Esa madeja que no llega a ninguna parte. El señor de esta ilustración es el culpable. No se puede tener todo, pero si el Cádiz fuera un equipo potente en ataque, sería claro candidato a cotas más altas.

Disfruten de los cinco puntos. No quedaros con ese gol en el 94. Quédense con el Cádiz desquiciando a los rivales. Con diez al cuarto clasificado de la temporada pasada y a un claro candidato al ascenso con un equipazo como el Oviedo.

Van a sudar sangre para ganarnos.

También te podría gustar...

Dejanos tu comentario...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies